Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 9/02/09

Cómo cambian los tiempos, Venancio! ya no saben qué inventar.

Ahora han sacado hasta un servicio de pésame por SMS. Increíble. Yo lo ví por primera vez en Edmundo la semana pasada, aquí pueden ver el anuncio, pero parece que ya lleva funcionando unos meses.

En un primer momento me produjo bastante sorpresa el servicio, generando pensamientos tipo “cómo son capaces”, “comerciar de esa forma con el dolor ajeno”, etc. Luego, dándole vueltas, me parece que no es tan mala idea. Que nadie te obliga a usar este servicio, si lo prefieres puedes optar por la tradicional llamadita o incluso personarte en el tanatorio, como toda la vida. Pero para el que estas cosas le den un poco de yuyu y/o para casos en los que tampoco conocías tanto al fallecido o fallecida o a sus apenados familiares, viene bien esta solución. Mensajito rápido y a otra cosa, mariposa. Y hasta quedas de moderno y todo.

Al fin y al cabo, imagino que cuando salió el servicio de esquelas en los diarios también se generarían dudas, no? Supongo que la peña más reaccionaria de la época encontraría indecoroso que la prensa sacara pasta de publicitar las desgracias del prójimo. Pues esto es parecido.

Igual que en su momento se encontró práctico que los periódicos informasen de quién la había espichao, y así evitas enterarte de rebote a los x meses -o aún peor, meter el cuezo cuando hablaras con algún familiar del fiambre-, ahora creo que viene bien este servicio adicional que evita andar llamando a amigos o parientes para averiguar el teléfono de los afectados: “oye, Pepe, que he visto la esquela de Manolo, qué putada, chico, no somos nada; que si tienes el teléfono de Paquita, que habrá que llamarla para darle el pésame”.

Y al que no le guste el servicio, que no lo use y santas pascuas. Que también tiene sus riesgos, imaginen que uno se hace un lío con los números y envía el pésame a un servicio de citas y el mensaje dirigido a éste lo manda al familiar del muerto. Vaya marronazo, Paquita de luto recibe un mensaje del mejor amigo de su difunto esposo que pone “esta noche a las diez. no te pongas bragas”.

Todo esto dicho asumiendo que se ha obtenido de alguna forma clara y explícita el consentimiento de los familiares para participar en el servicio, que no dudo que así sea. Si no, creo que sería ilegal.

En estos tiempos de economía de supervivencia, con los medios de comunicación ahogados por falta de anunciantes, me parece una forma creativa de ampliar el negocio. Parafraseando el famoso refrán, afirmo: cuando la crisis aprieta, ni el culo de los muertos se respeta.

Read Full Post »