Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30/03/09

Se queda usted dormido en plena reunión con su jefe? Se le cae la cabeza hasta las rodillas mientras conduce? Ronca a volumen brutal incluso cuando está follando? Cae usted redondo nada más oír la sintonía inicial de los documentales de la 2?

No sufra más, aquí está la solución a todos sus problemas: pruebe “Espabilao”, el espabilador de emergencia en bocaítos, que le mantendrá despierto hasta durante una sesión de control al gobierno seguida de una proyección de la filmografía completa de Garci!!!

espabilao

Esto no es un fake, existe de verdad, ayer lo ví en una especie de Gourmetshop/herbolario/tevendoloqueseaperocómpramealgoporfavorquelacosa estámúachucháconlacrisis.

Tirando de Google encontré una completa descripción del producto, jocosísima:

Se trata de un delicioso bomboncito de exquisito cacao-orange, de fácil y rápida asimilación en la boca, relleno de café verde, guaraná, té verde y nuez de cola, rico en cafeína, teobromina y polifenoles, 100% natural, potenciado con un específico complejo de vitaminas cooperantes, minerales y taurina, que garantizan un aporte inmediato de ENERGÍA VITAL, dirigida especialmente como ayuda ocasional, de rápido efecto, en situaciones de “emergencia energética“ física/mental. Particularmente eficaz para ahuyentar temporalmente el sueño indeseado o el cansancio extenuante del CONDUCTOR, TRABAJADORES NOCTURNOS, ESTUDIANTES Y TRASNOCHADORES PARRANDEROS.

La exquisita golosina ESPABILAO “bocaítos“ se presenta en un vistoso y práctico expositor para el mostrador de reducidas dimensiones y contiene 36 lujosos estuches con 3 pequeños y sabrosísimos “bocaítos“ o bomboncitos de chocolate orange-bitter.

Anda que no hay que ser hortera para decir “cacao-orange” y “chocolate orange-bitter”…

Las “vitaminas cooperantes” son las que se apuntan a ONGs, verdad? y la “taurina”, qué es eso? suena como muy macho, no? te vuelve todo vigor y pasión ibérica. O tal vez sea una sustancia que induce a la infidelidad y la puesta de cuernos???

También tiene su gracia lo del “cansancio extenuante” de los “trasnochadores parranderos” (que, por cierto, en una primera y acelerada lectura leí como “trasnochadores panaderos”), es de coña, si hasta dan pena los pobres.

Estuve a punto de comprar el invento, para ver si funciona, pero iba con prisa y me dio pereza. Cualquier día vuelvo por allí y lo pruebo, ya les contaré. Como funcione bien, puede ser un puntazo.

Read Full Post »