Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 16/04/09

Atención, pregunta: ¿cuál es el felino más grande del mundo?
Respuesta: el ligre

-¿Y eso qué é lo que é?
– Pues un cruce entre león y tigresa
– Qué barbaridá…

Efectivamente, si uno pone a un león a montárselo con una tigresa, el engendro resultante es una bestia de cuidado. Más grande que cualquiera de sus progenitores. Llega a medir 4 metros y pesar más de 400 kilos. Lindo gatito.

Un ligre con sus cuidadores

Un ligre con sus cuidadores

Es curioso que, en un claro ejemplo de que la naturaleza no entiende de leyes de igualdad de “género” ni zarandajas similares, el híbrido inverso – tigre cepillándose a leona-, llamado tigón, no alcanza ni de cerca las gargantúicas proporciones de su primo, no pasa de los 160 kilitos. El motivo es, explican los cientríficos, porque ambas especies tienen un gen inhibidor del crecimiento que contrarresta la tendencia a crecer desmesuradamente, pero en los leones se transmite por via materna y en los tigres por la paterna (provincia de Valencia). Esto hace que el ligre crezca sin parar, y por el contrario el tigón casi que encoge y todo, pues se lleva ración doble de gen enanizante.

Por eso es mucho más abundante el ligre que el tigón, ya que los pocos cabritos que los crían prefieren el primero al ser más imponente y espectacular de cara al público.

tigon chupando cámara

tigón chupando cámara

Y es que ninguno de los dos híbridos se da en la naturaleza, ambos son producto de la experimentación humana. Ello es debido a que ya no hay sitios donde convivan ambas especies –hasta hace poco coincidían en un parque de la India– y además tienen hábitos muy distintos (nocturno, solitario y selvático el tigre; diurno, gregario y “sabanático” el león), así que es complicado que liguen.

A simple vista el ligre tiene aspecto de león con rayas, y los machos desarrollan melena como su papá. Hereda de su madre el gusto por el agua y de su padre el instinto gregario. Parece un poco paticorto, pues mientras que el cuerpo le crece toda su vida, las extremidades no, causando que algunos ejemplares entraditos en años terminen casi como inválidos al no poder soportar su propio peso.

Otro problema de este animalito es que los machos son estériles, así que para criar ligres es necesario también criar leones y tigresas. Algunas hembras sin embargo sí pueden procrear, si es con un león el resultado se llama le-ligre y si con un tigre, ti-ligre. Imagino que esto se podría recombinar hasta el infinito y llegar a crear felinos innombrables como por ejemplo el ti-ti-le-ti-le-le-ti-le-ti-ti-ti-le-le-ti-ligre, vaya lío, parece código Morse.

Lo raro es que la criaturita sea tan poco conocida cuando hay una canción muy famosa dedicada a este bicho. La popularizó Nino Bravo, seguro que la recuerdan: “Liiiigreeee, como el sol cuando amanece yo soy liiiigreeee, como el maaar,…”

Un día cualquiera en la fábrica de tigones

Un día cualquiera en la fábrica de tigones

Read Full Post »