Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 junio 2009

Ayer fui al súper a reponer mis agotadas reservas de espuma de afeitar, y me llevé una sorpresita.

Yo buscaba esto:

gillette1

y me encontré con esto otro:

gillette2

La puta que los parió, estos cabronazos de Gillette ya me han cambiado el diseño y ahora ya me entra la duda de si lo que voy a comprar es lo mismo que lo de antes o me han cambiado la fórmula o alguna movida y me se va a caer la piel a tiras o yo que sé. La inseguridad del consumidor ante la novedad, vaya.

Es como cuando te cambian los lineales en el híper, que te pasas un mes dando vueltas como un gilipollas hasta que reubicas todos los productos. Yo creo que lo hacen para luego descojonarse viéndote en las grabaciones de las cámaras de seguridad.

Me pongo a mirar con más atención y veo que hay varios tipos de soluciones afeitísticas:

Gel neutro
Gel piel sensible
Gel acondicionador
Espuma neutra
Espuma piel sensible
Espuma acondicionadora

La leche, y ahora cuál elijo? porque yo hasta ahora cogía la primera que pillaba y punto. Que ni me cabía en la cabeza que hubiera tanto choice, ni falta que me hacía. Ustedes dirán, con razón, “pues haz lo mismo, pilla una con los ojos cerrados”. Pues no. Ya no es lo mismo, ahora ya sé que hay espumas diferentes y tengo que elegir la más mejor para mí, ya he perdido la despreocupada felicidad propia de la ignorancia.

Tras un intenso debate interno sobre la calidad de mi piel, me decido finalmente por la espuma piel sensible, con el muy dudoso argumento de que si es para piel sensible será la menos agresiva con mi delicado cutis.

Durante la disquisición me percaté que había toda una línea de productos desconocida para mí: “preparadores” de afeitado. O sea, estos bandarras pretenden que me ponga tres potingues para afeitarme: el preparador, la espuma mismamente, y el aftercheif. Suficiente coñazo es rasurarse cada mañana como para andar con mariconadas complicándose la vida de esta manera. Que todo esto está muy bien para metrosexuales del siglo XXI pero yo soy más tipo macho ibérico de toda la vida, rollo Torremolinos años 70 y tal.

Así que paso mucho de los preparadores esos, que encima hay de dos tipos: limpiador y exfoliante. Que a saber qué hará cada uno y cuál será el adecuado para mi piel y que combine mejor con la espuma piel sensible y con el aftercheif que uso, que ni me acuerdo de cuál es. Que yo sólo quiero afeitarme, oiga, no me líe.

Y además, ni eso. Que por mí me dejaba luengas barbas y que les den. Pero entre que Michurri ya me ha amenazado de posible ruptura si no mafeito como es debido, y que en el curro me dirían que da mala imagen y polleces varias, pues a pasar por el aro. A acuchillarse la cara y a callar.

Esta mañana he estrenado la espumita de los cojones y, como era de esperar, es exactamente igual que antes. O por lo menos no he notado mayor frescor, suavidad o propiedades coadyuvantes al deslizamiento de la cuchilla por mi bonita jeta. Así que por mucho que en el bote ponga “Nuevo!”, lo único que han cambiado es el dibujico. Tanto lío y preocupación pa ná.

No sé si esto se llama marketing, labelling, merchandising o packaging, yo lo llamaría jodiending la marraning. Panda de hijos de puta.

Read Full Post »

Gracias a (o por culpa de, según se mire) un MEME que me ha pasado Noemí van a tener ustedes el dudoso privilegio de conocer cuáles son mis 5 sintonías favoritas de programas de TV de mi infancia/adolescencia. Sé que muchos llevan tiempo esperando este momento.

Así que sin más enrollamiento al que, por otra parte, tan aficionado soy, aquí las tienen (no siguen ningún orden en particular):

 

El equipo A

Esta sintonía la tengo metida en la cabeza, todavía la silbo distraídamente de vez en cuando, desde que me tragué la serie enterita un largo y aburrido verano allá a finales de los 80.

 

El hombre y la tierra

Un clásico de TVE. De pequeñito no me perdía un episodio, los viernes por la noche verlo era sagrao. La jartá a llorar que me pegué cuando murió Félix fue monumental.

 

Campeones

Más conocida como “Oliver y Benji”. Cuando pusieron esta serie en Telecinco yo ya era mayorcito como para andar viendo dibujos animados, pero la veía siempre, a pesar de las continuas acusaciones de infantilismo por parte de mi madre.

Por cierto, que el otro día me enteré que la “catapulta infernal” de los gemelos Derrick es una jugada ilegal, pues el reglamento prohíbe apoyarse en otro jugador para saltar más, aunque sea de tu equipo.

 

Twin Peaks

La primera temporada de esta serie me parece sin duda alguna lo mejor que he visto nunca en la tele. Luego a Lynch se le fue la olla, empezó a desbarrar, y la serie terminó perdiendo mucho interés, era un puto caos. La película desgraciadamente también siguió por esos derroteros y no hay quien la entienda.

Su cabecera es una delicia, me encanta la música de Angelo Badalamenti.

 

El Show de Benny Hill

Este tío era un genio. La primera temporada que emitieron su programa en TVE, todavía existían los rombos, y a Benny le cayeron los dos, conque mis muy queridos y muy católicos padres me prohibían verlo. Por suerte yo sabía programar el recién estrenado vídeo y ellos no sabían pararlo, así que me grababa los capítulos y los veía cuando podía…

 

Me toca ahora pasarles el marrón a cinco incautos lectores, que probablemente pasarán de mí y no harán nada, pero bueno, yo los nomino y que hagan lo que quieran.  Y por supuesto si alguien se anima de forma espontánea, pues también bienvenido.

Me gustaría saber las 5 sintonías favoritas de:

Sehablade

Barbijaputa

Silcas

RMN

Josepin

Read Full Post »

Sonrojante derrota la sufrida ayer por nuestra selección en la Copa Confederaciones. 111 años después, los yanquis vuelven a poner de rodillas al glorioso Imperio Español. A la mierda el récord de partidos seguidos sin perder y punto final al de victorias consecutivas. Vuelta a la dura realidad de un equipo fallón y decepcionador en las grandes citas. Bueno, esta no era muy grande…

"madre mía, que nos han ganao"

"madre mía, que nos han ganao"

A pesar de que soy muy futbolero -y más español que la tortilla de patatas-, al final del partido casi que me alegré que nos mojaran la oreja de esa manera, para que se le bajaran los humos al personal, sobre todo a la prensa deportiva, que anda que no estaban pesaditos con lo buenísimos que somos y que el mundial 2010 está ya en el bolsillo y monsergas similares, qué plastas. Un enviado de Marca escribía ayer un artículo titulado “No, they can’t”, imagino que en estos momentos se lo estará tragando crudo.

Y seguro que en las tertulias de hoy cambiarán el chip, y se pondrán a buscar culpables y colgarse medallas tipo “ya decía yo que los americanos han mejorado mucho”, la historia de siempre. Al pobre Del Bosque se le ha acabado el plácido noviazgo que tenía con los periodistas desde que asumió el cargo.

Aunque igual el culpable soy yo, que parezco dar mala suerte a los nuestros. El de ayer fue el único partido que he visto del torneo, y palmamos; lo mismo sucedió dos años ha con el Eurobasket: sólo visioné la final y los rusos nos la birlaron. Pero como estas cosas de gafismos y manías similares me parecen sandeces monumentales, paso de comerme el tarro con el tema. Que la Eurocopa la seguí enterita y ganamos, eh?

A mí me dio la sensación que los de La Roja –y no me refiero a barbijaputa– salieron con la cabeza puesta en la final contra Brasil que todos daban por cierta (y muchos por ganada). Los americanos, enchufadísimos, les sacaron los colores en la primera parte y se defendieron con orden –y pelín de suerte, todo hay que decirlo- en la segunda. Suficiente para acabar con la nueva Invencible.

Ramos, chato, menos rezar y más despejar. Vaya cagada en el segundo gol!

Ramos, chato, menos rezar y más despejar. Vaya cagada en el segundo gol!

En el pecado llevan la penitencia, ahora les toca quedarse unos diítas más entrenando para jugar el aburrido trámite del partido “por el tercer y cuarto puesto”. Que digo yo que debería llamarse sólo “por el tercer puesto”, ya que el cuarto está asegurado, no? economía lingüística, que hay crisis!!

Read Full Post »

Leyendo hoy El Confidencial, me he quedado helado con esta noticia (pinchar imagen para ir a ella).

arsenicoBD

En un primer momento he pensado que igual sería un titular exagerado o en sentido figurado y que realmente no se trataría de algo tan terrible como anunciaba. Pero no, la primera frase del artículo lo deja muy claro, y leyendo la noticia entera ya se me pusieron los pelos como escarpias.

El envenenamiento está sucediendo en Bangladesh, uno de los países más pobres del planeta, donde se estima que mueren al año unas 100.000 personas envenenadas por arsénico proveniente del agua que beben.

Se ve que las aguas subterráneas que hay en este país contienen dicho elemento en abundancia y cuando, en su esfuerzo por ayudar a la sufrida población bangladesí, algunos organismos internacionales construyeron redes de suministro de agua potable, no se molestaron en analizarla debidamente. Así que lo que en teoría era un avance se ha convertido en una sentencia de muerte para muchos ciudadanos.

Ahora bien, creo que el artículo no termina de explicar de forma contundente una comparación importante: antes de que UNICEF y Banco Mundial, entre otros, se pusieran a llevar agua corriente cargada de arsénico a los hogares, la población de Bangladesh bebía de charcas y ríos donde abundan todo tipo de microorganismos que se calcula mataban a unos 250.000 niños al año. Así que con todo lo trágico que es este envenenamiento masivo, en realidad ha reducido la mortandad por falta de agua de calidad en al menos un 60%. En cualquier caso, escalofriantes datos ambos.

El arsénico es un veneno casi imperceptible, de efecto lento y de síntomas fácilmente confundibles con otras enfermedades. Esto hace que sea muy difícil de detectar. Algunos historiadores han elucubrado que pudo ser la causa de la muerte de Napoleón, aduciendo que le suministraron arsénico en los alimentos durante su exilio en Santa Elena. Sin embargo, esa hipótesis parece ahora descartada.

En España hubo un caso muy famoso hace ya más de medio siglo, el de la envenenadora de Valencia, que tuvo el dudoso honor de ser la última mujer ejecutada por garrote vil en nuestro país.

Pero eso son sólo anécdotas sin importancia al lado de lo otro.

Read Full Post »

Hoy en día uno no puede fiarse de ninguna foto. Con photoshop y programas similares se puede conseguir que cualquier cosa parezca real sin serlo, Internet está lleno de fakes que lo demuestran. Normalmente se usan truquillos benignos para retoques “estratégicos” de famosetes, modelos, etc. Qué sería del porno hoy en día sin estos arreglos que pueden convertir en diosas del sexo a cualquier jamona que se preste a ello. En otras ocasiones el objetivo es crear una imagen divertida o gastar una bromilla.

Creo que a casi nadie escandalizan estas mentirijillas veniales pensadas para alegrarnos la vista, reírnos un poco y/o hacer quedar bien a sus protagonistas. A veces sin embargo, se va demasiado lejos y se entra en el engaño doloso y malintencionado para ocultar actitudes poco éticas o directamente delictivas.

Es el caso de nuestro querido director del CNI, Alberto Saiz, al que han pillao con el carrito del helao, presuntamente fundiéndose dinero público (que no es de nadie, Carmen Calvo dixit) en viajecitos exóticos de caza y pesca.

Para ocultar las pruebas, no se le ocurrió otra cosa al hombre que retocar las fotos, como pueden apreciar:

Arriba, Saiz presume del peazo de pez que ha pillao; abajo, le han cambiado la cabeza por el agente de la derecha

Arriba, Saiz presume del peazo de pez que ha pillao; abajo, le han cambiado la cabeza por el agente de la derecha

También el hombre podía haberse buscado el careto de otro que no saliera en la misma foto, que así canta mucho el tema, no?

Pero esto de abusar del corta y pega de clip art no es algo propio de nuestros tiempos, contrariamente a lo que pudiera parecer. Uno de los más grandes artistas estadounidenses, Winslow Homer, fallecido hace casi un siglo (1836-1910), era un maestro en el tema. Probablemente sea el inventor del clip art.

[Inciso: para los que no sepan qué es el clip art, son imágenes libres de copyright que se pueden copiar y pegar en presentaciones y documentos varios. Las más conocidas son las de la galería de imágenes de Powerpoint, que los que nos dedicamos a hacer presentaciones y documentos molones hemos visto hasta la saciedad. Aquí va un ejemplo muy usado:

El dinero es la mejor medicina

El dinero es la mejor medicina

     ]

Hace tiempo estuve en una exposición de ese pintor, especializado en paisajes y escenas marineras, la verdad es que estuvo bien, sin tampoco ser una maravilla. Me llamó la atención que en algunas obras había imágenes sospechosamente parecidas a las de otras. Empecé a fijarme con más atención y descubrí unos cuantos casos de “autoplagio” clamorosos. Imagino que todos los pintores lo harían, así se ahorraban tiempo y energías en repintar algo que ya habían hecho, pero en el caso de este tío es en ocasiones tremendamente obvio.

Por ejemplo: una de sus pinturas más famosas es “Breezing up (a fair wind)”, que en español se ha traducido como “El viento se levanta”. Es de 1876, óleo sobre lienzo. Admírenla:

boat2

Este cuadro está por todas partes en Internet, en libros de pintura de la época, etc, es tremendamente conocido.

El que no lo es tanto, a pesar de su enorme parecido con el anterior, es este otro que se cree que Homer pintó un año antes. No es fácil dar con él, pero gracias a mis habilidades googlísticas, aquí lo tienen:

Sailing the catboat, 1875, acuarela y gouache sobre papel

Sailing the catboat, 1875, acuarela y gouache sobre papel

Observen los dos barquitos y los niños. Son calcaos, cambiando un poco los colores y eliminando al niño de proa en el cuadro de más arriba. Clip art en toda regla! Lo que no alcanzo a entender es por qué uno es tan aclamado y el otro no. Cosas del arte.

Ya puesto a dar a conocer el arte de este hombre, les pongo otra de sus obras más famosas, “The Gulf Stream”, óleo sobre lienzo de 1899. La barquita donde está el protagonista también guarda un parecido evidente con las de los otros dos cuadros, aunque en esta ocasión Homer se lo curró un poco más y cambió bastantes cosas.

hwboat1

Read Full Post »

Como ya les informé, la semana pasada volví a Roma a continuar las conversaciones iniciadas dos semanas antes con un posible cliente. Fue una gran sorpresa ya que no contaba yo con que la cosa cuajara, visto como fue la primera reunión. Así que pensé que una de dos: o nuestras capacidades improvisaticias y embaucadoras se han refinado hasta llegar a límites insospechados, o el cliente este es un sádico que nos ha llamado de nuevo para meternos otra somanta de hostias. Por suerte parece que era lo primero.

Dado que la oportunidad pinta gorda y no están los tiempos para dejar escapar estas cosas, montamos una presentación galáctica, con un despliegue de medios que no había visto en mi vida, a saber:

– Más de 20 personas en la sala (contando el equipo del cliente), 5 de las cuales veníamos volados de fuera.
– 3 personas más por teléfono desde 2 puntos diferentes de los USA, más otros dos expertos desde Londres.
– Documento PowerPoint con todo tipo de efectos especiales (incluyendo demo online), colgado en Internet para ir viéndolo todos a la vez. Lo que se dice un web meeting.
– Intérprete para traducción simultánea, ya que algunos de los presentes no capiscan el inglés.

Ni en el Coliseum se vivió un espectáculo tan fastuoso

Ni en el Coliseum se vivió un espectáculo tan fastuoso

Con semejante tinglado por delante, nos personamos en la sala, en el edificio del cliente, una hora antes de la convocatoria, para asegurarnos que todo funciona correctamente. Que Murphy no perdona, oiga.

Nos ponemos a hacer el cross-check: mesa y sillas, OK; aire acondicionado, OK (albricias); ordenador, OK; proyector, OK; pantalla, OK; conexión a Internet, OK; subir el documento al web meeting, OK; altavoz, OK; pinganillos de traducción simultánea, OK; intérprete, OK (y encima está buena!); línea telefónica, NOT OK, repito, NOT OK. Houston, we have a problem.

Conseguimos que nos traigan un técnico para ver qué pasa, y rápidamente da con el problema: la sala sólo tiene línea telefónica interna, pa llamaditas entre departamentos, utilísimo. Curiosamente, la conexión a Internet sí permite salir al mundo exterior. Rarezas de las políticas corporativas.

Le pedimos al maromo que nos active la línea externa, que nos hace mucha falta, y casi se nos descojona: que pa eso hace falta el formulario P-3 por duplicado, con firma del jefe de sección, el director de operaciones, y San Pedro si es posible. Y además, ni con eso nos lo garantiza porque hay que localizar el número al que pertenece la línea y llamar a la telefónica italiana y nosécuántas polleces más. Me cago en todo lo que se menea.

Informamos al manitas de que en la reunión va a estar el jefe supremo de su tribu, que no tendrá inconveniente en firmarle lo que haga falta pa que todo funcione; es más, si no funciona algo hasta puede que rueden cabezas. Eso le convence y se pone manos a la obra mientras le observamos ansiosos.

Pasa el tiempo y no termina de funcionar la línea. Por suerte el cliente se retrasa –marca de la casa- y empezamos media hora tarde. Hay que decidir cómo nos vamos a organizar sin teléfono, pues hay partes de la presentación que tienen que hacer nuestros expertos de allende los mares, a los que encima hemos obligado a un madrugón de la hostia.

Tras varias deliberaciones al respecto, me cae la china: me toca conectarme a la conferencia con mi móvil, escuchar atentamente lo que dicen mis colegas y repetirlo alto y claro a los de la sala, mientras la intérprete traduce mis palabras, vaya circo. Parece fácil, pero no lo es, hay que concentrarse mucho para no meter la gamba y a los dos minutos ya estaba sudando la gota gorda. Y con las preguntas ya ni te cuento: se las hacían en italiano a la intérprete, que me las repetía en inglés, y yo a mi vez repetía a los expertos ultramarinos para a continuación regurgitar las respuestas. Los más avispados lectores se preguntarán ¿y por qué no hablaba la intérprete directamente con los expertos? Buena pregunta, ya se nos ocurrió eso; pero la putada es que el móvil y el pinganillo de traducción simultánea se acoplaban y no se oía una mierda.

Tres cuartos de hora tuve que estar jugando al telegrama de esa guisa, hasta que llegó sonriente y ufano el técnico diciendo que ya estaba tó arreglao y la línea funcionaba perfestamente. El suspiro de alivio se oyó en San Marino.

A partir de ahí, coser y cantar, les dejamos anonadados con nuestras ideas tan superoriginales y lo listos que somos, menudo display de brillantez empresarial. El problema vendrá cuando hablemos de precios…

Read Full Post »

Acabo de regresar de Roma, parece que la esperpéntica reunión de mi anterior visita hace dos semanas sirvió de algo y he tenido que volver para continuar conversaciones. Cuando tenga un hueco les cuento la mega-super-presentación/show de ayer, vaya tela. Y es que ando un poco como pollo sin cabeza estos días, en un par de horas me piro de puente (aquí es fiesta mañana!!). Así que ruego me perdonen que no me pase por sus respectivos blogs a saludar, la semana que viene haré “catch up”…

Les dejo un par de imágenes curiosas (a la par que borrosas) que me traigo de la capital italiana, para que se entretengan.

Primero, el excéntrico horario de la oficina de ventas de billetes que hay en el aeropuerto de Fiumicino:

Ni un minuto más, ni un minuto menos

Ni un minuto más, ni un minuto menos

(Disculpen la mala calidad de la imagen, creo que estoy desarrollando Parkinson o algo porque no me sale una bien últimamente)

Ese horario era el de una ventanilla, el de la de al lado era todavía más raro: de 7:13 a 13:57 y de 14:18 a 21:00, lo que pasa es que esa foto sí que me salió totalmente ininteligible. No alcanzo a entender qué perversa mente puede haber ideado esos horarios, como para acordarse de ellos. Supongo que igual van acompasados con los de los trenes y de esta forma maximizan el tiempo de servicio, pero podían por lo menos haber redondeado al cuarto de hora más próximo, no?

Lo que es de traca es que cierren a medio día durante 18 minutos en un caso y 21 minutos en otro. Da tiempo a ir al baño y poco más; pa eso ya podían tener horario continuo, no?

Y aquí va otra foto borrosa con un cartel despistado que todavía pedía entradas para la final de la Champions. O el servicio de limpiezas romano es lento de cojones o hay más loco suelto por esa ciudad de lo que yo pensaba.

Igual consigues para la del año que viene, chato o chata.

Igual consigues para la del año que viene, chato o chata.

Read Full Post »

Older Posts »