Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 31 julio 2009

¡¡Vacaciones!!

Por fin ya están aquí, cuánto tardan en llegar y qué rápido se pasan. Hoy ha sido uno de los días más felices del año, cuando se cuentan las horas que quedan para salir y sentirse libre por un tiempo, sin marrones, sin más estrés que el de decidir entre gambas o chipirones en el chiringuito.

Además esta semana ha sido bastante más tranquila que el resto del mes y he podido finiquitar marrones tranquilamente, sin necesidad de quedarme hasta las tantas como otros años. Aunque aún hoy mismo, ya en tiempo de descuento, algunos han intentado liarme con cosas nuevas; qué gusto da cuando a uno le preguntan “y para cuándo crees que tendrás listo eso?” y, ufano, uno responde “pues pa setiembre, macho, que me piro dos semanas y no voy a dar un palo al agua”. Se ponen entonces como pollos sin cabeza a ver quién puede ayudarles para ese asunto tan superimportantísimodelamuertetotal que no puede esperar. A joderse, que ahora pringue otro que yo ya me he llevado mi ración.

Luego está el momento mismo de salir de la oficina, según franqueas la puerta se te pone una sonrisa de oreja a oreja y como que el ritmo del reloj se detiene y todo transcurre más despacio. Da igual si la puta operación salida te tiene media hora parao en la autopista, ya llegaré a casa antes o después y mañana no hay que madrugar, así que a salir a cenar y luego unas copas para celebrarlo. Qué dicha.

Este año, por vicisitudes varias, las pasaremos en suelo patrio. Unos días en Rias Baixas y otros por el Pirineo, variadito de playa y montaña. Casi mejor, que eso de irse al culo del mundo a hacer turismo aventura o cultural es muy cansao y regresa uno casi con menos energías que con las que salió. Este año vacaciones de encefalograma plano, como Dios manda, las de toda la vida. Que toda actividad se reduzca al planchamiento por gravedad corporal de toalla sobre arena y la digestión de bivalvos, crustáceos y cefalópodos bien regaditos con Albariño, alternados con algún chuletón ocasional.

Así me voy a pasar una semana entera

Así me voy a pasar una semana entera

Bueno. Pues eso. Que me voy dos semanitas a relajarme y olvidarme del mundanal ruido, así que no esperen que actualice mucho (bueno, nada). Que ustedes lo disfruten también, y a los que ya han vuelto de vacaciones y les toca pringar en agosto, pues qué se le va a hacer, es una putada. Como no tengo argumentos para darles ánimo, espero al menos darles envidia, que no se diga que no doy nada!

Read Full Post »

El finde pasado fuimos a Oviedo a la boda de un amigo. Lo pasamos fenomenal y nos pusimos cerdos a comer de todo, nunca pensé que la fabada entrara tan bien en verano; y hasta tuvimos muy buen tiempo, incluso demasiado calor diría yo.

Dado que somos personas cultivadas e inquietas por naturaleza, aprovechamos la coyuntura para pasear por la ciudad y descubrir sus rincones, que la verdad es que los hay bastante majos, sobre todo por la catedral y el mercado el Fontán. Claro que entre una paradita cultural y otra caía una botellita de sidra en algún bareto, lo cual animaba bastante la excursión. Todo muy típico, sólo faltó ver un adhesivo de estos.

No perdonamos la visita (y foto preceptiva haciendo el ganso) a la estatua de Woody Allen, permanentemente rodeada de un enjambre de yanquis frikis que vaya usté a saber qué se les ha perdido en Asturies. La verdad es que como estatua, pues bueno, pues francamente, pero había que hacer la gracia y poner la cruz en la casillita.

Esta foto debe ser de hace algún tiempo, porque ahora la estatua está sin gafas, algún vándalo se las ha roto

Esta foto debe ser de hace algún tiempo, porque ahora la estatua está sin gafas, algún vándalo se las ha roto

En el emplazamiento de la réplica de Woody hay un par de detalles que seguro que se escapan a la mayoría de turistas, obnubilados en panegírica adulación de su amado ídolo, pero que no pasaron desapercibidos a mi entrenado ojo de experto buscador de extravagancias.

En primer lugar, el nombre de la calle donde está lastatua, como sacado de otra época:

¡Toma memoria histórica!

¡Toma memoria histórica!

Que digo yo que en los tiempos que corren, y siendo esta una calle bastante visitada debido a la referida escultura, podrían cambiarle el nombrecito y que los turistas no se lleven una imagen de España de panderetas y tricornios. Y además lo tienen a huevo: llamen a la calle “Paseo del Woody” o similar y seguro que encima aumentarían las hordas frikigafapastosas que vienen a adorar al pavo este.

(Actualización: investigando por la wé me he percatado que el nombre de la calle no es lo que parece. Las milicias nacionales esas son de la época de las guerras carlistas (se ve que luchaban contra los partidarios de dicha causa). Aunque es muy sospechoso que se diera ese nombre a la calle en febrero de 1937, da la sensación que se buscaba el equívoco con la contienda que entonces asolaba el país. Más datos en este link.)

Pero eso no es todo. En la esquina de la derecha -según mira Allen- puede verse un cartel que parece sacado de una de sus películas:

CAOv

Joder. Qué buena idea. Un centro en Oviedo donde los asturianos que estén exiliados en esta ciudad puedan reunirse a recordar su tierra y ahogar la morriña en sidrina. Oh, wait!, que resulta que Oviedo está en Asturias…hmmm… esto me huele a que alguien se ha llevado una buena subvención por la patilla.

Aunque igual no es mala idea. Voy a proponer la creación del Centro Madrileño de Madrid, a ver si cuaja. Esta tarde llamo a la Espe y nos ponemos con ello.

En fin, que mu gonito todo y una boda preciosa. Lo único que chafó un finde redondo fue el viaje de vuelta. Una vez más, los cabronazos de Iberia al quite para recordarte que la vida es dura y no todo va a ser color de rosa. Por lo menos son consistentes, no fallan nunca. A la hora y pico de retraso del avión se añadieron 45 minutos de surrealista búsqueda de nuestra maleta por toda la T4, pues algún despistado la envió a la cinta que no era. Al final la encontramos en una cinta de la zona no-Schengen, tuvimos que pasar aduana y todo. A ver si va a ser que Oviedo ya no es España y tenían razón los que montaron el centro asturiano ese…

Read Full Post »

Como acérrimo y gafapastoso defensor de la versión original subtitulada frente al artificio sobreactuado del doblaje, me quedé encantao de la vida con este sorprendente anuncio visto en un autobús durante una nueva y fugaz visita a Roma la semana pasada:

transmo

En la imagen no se ve bien el anuncio entero, pero el mensaje principal se capta alto y claro: “A translated movie is not the same movie”. Y además, si te la doblan no aprenderás idiomas, añado.

Los que gocen de excelente visión podrán identificar que la campaña está firmada por la Warner, en concreto por Warner Village Cinemas, que son unos multicines que hay por esas tierras. Según wikipedia, los cines esos empezaron en UK pero sin mucho éxito y ahora sólo quedan en Italia, y parece ser que en Roma sólo ponen VOS, lo cual seguro agradece la sufrida población local, harta de tanta doblez.

Buscando por la web encontré la imagen completa del anuncio, buenísima:

warnervillagekong

Nótese la fina ironía: si te la doblan, te la meten doblada y es la piba la que se rapta al mono.

A ver si por aquí se animan los Golem, Renoir, Ideal, Verdi, etc y hacen una campaña similar!

Read Full Post »

Por si fuera poco el stress laboral que se me ha acumulado en este infame mes de julio, encima estamos de obritas en casa. Nada serio, típica obra de “eso se lo hago yo en dos patadas”, que luego siempre en vez de dos son quince, pero bueno. Trátase de impermeabilizar nuestra maltrecha terraza, que estaba la pobre cogiendo complejo de esponja de tanta agua que había chupado en este año de lluvias.

Teníamos varias teorías de por dónde podía entrar el agua: que si por el techo, que si por el suelo, que si la bajante estaba picada, que si no daba abasto y desbordaba, y alguna más. Al final, una por una, han acabado confirmándose TODAS. Ley de Murphy total: por cualquier lado por donde pudiera ser imaginable que entrara agua, entraba. Así estaban las humedades de hermosas. Menos mal que aquí hace clima seco, si no se nos cae el techo a cachos.

Lo que sí que fue alucinante fue descubrir lo que le pasaba a la bajante. Una imagen vale más que mil palabras:

Bajante modelo Gruyère

Bajante modelo Gruyère

¡¡¡¡Los muy burros de los que habían cerrado la terraza años ha habían agujereado el tubo!!!
Y, ni cortos ni perezosos, aprovecharon el buraco para pasar los cables de la luz del enchufe que hay al otro lado. Con razón nos saltaban los plomos cada vez que llovía fuerte! como que los cables hacían las veces de acueducto y dispersaban el agua por toda la pared! lo raro es que no hayamos electrocutado a todo el barrio…

Así que la obrita se ha ido alargando, pero parece que hoy terminaron todo. Ahora a esperar a ver qué pasa cuando caiga la próxima tromba veraniega, espero que todo aguante bien, si no me da algo. Por lo menos me fío de los que arreglaron el desaguisado, se veían muy profesionales y responsables, no como los bandarras que perpetraron la obra inicial, que me recuerdan a esta pareja:

Estos sí que las liaban gordas

Estos sí que las liaban gordas

Read Full Post »

Posiblemente ya conozcan esta triste historia, pues ha salido varias veces en los informativos y le han dedicado unos cuantos documentales. Pero no por más conocida me parece menos espeluznante, cada vez que leo algo sobre ello se me cae el alma al suelo. Se trata de la lenta (bueno, no tan lenta…) desaparición del mar de Aral, caso parecido y todavía más trágico que el del Salton Sea, que ya les conté hace algún tiempo.

El viernes pasado el suplemento “Natural” del ABC traía un estupendo artículo sobre los cambios sufridos por el planeta en los últimos años, con fotos comparativas del “antes” y el “después” de tan siniestra operación de estética. El desastre del Aral ocupaba un lugar destacado, con unas fotos impresionantes, y me hizo recordar su historia.

A la izquierda, el Aral en 1998. A la derecha, lo que quedaba diez años después. El tenue trazo gris indica su extensión original

A la izquierda, el Aral en 1998. A la derecha, lo que quedaba diez años después. El tenue trazo gris indica su extensión original

Hasta los años 60 este mar era el cuarto lago por extensión del mundo, con una superficie de 68.000 kilómetros cuadrados, que para que nos entendamos equivale a un poco más del doble de Cataluña. En ese momento el Aral estaba íntegramente en territorio de la Unión Soviética (hoy, lo que queda se reparte entre Kazajstán y Uzbekistán), y eso fue lo que selló su destino, ya que los iluminados gobernantes de dicho estado decidieron que tanta agua junta pa qué, y desviaron el curso de los dos grandes ríos que lo alimentaban, el Amu Darya y el Syr Darya, creando una inmensa huerta en la zona para mayor gloria de la dictadura del proletariado. El cultivo más extendido era el de algodón, bautizado en la zona como “oro blanco”; Uzbekistán es todavía hoy uno de los mayores exportadores de este vegetal.

Tan desafortunado plan se gestó ya en 1918, aunque la construcción de canales a gran escala no comenzó hasta los años 40. Al más puro estilo soviético, los canales eran bastante chapuzas y perdían casi más agua de la que transportaban, con lo que cada vez había que desviar más agua. Los efectos de este continuo trasvase empezaron a notarse a principios de los 60, cuando el Aral comenzó a encoger.

Poco a poco el mar se iba secando, ya que apenas llegaba agua de sus ríos tributarios, disminuyendo su nivel unos 20cm al año entre 1960 y 70, 55cm al año en los 70, y casi 90 cm/año en los 80. Esta aceleración en la mengua del lago es debido a que el flujo de agua que se extraía de los dos ríos crecía sin parar, en el 2000 fue el doble que en 1960. La producción de algodón de la zona también se dobló entre esos dos años. Por el contrario, la otrora boyante industria pesquera del Aral iba evaporándose al mismo ritmo que sus aguas. Llegó a producir la sexta parte de todas las capturas de la Unión Soviética y hoy en día es prácticamente inexistente.

En 1987 el Aral quedó dividido en dos lagos: Aral Norte y Aral Sur, el último de los cuales se volvió a dividir en zona Este y Oeste en 2003. La zona Este ya se ha evaporado casi en su totalidad y se cree que la Oeste resistirá más, aunque sigue menguando.

Todo esto no fue ninguna sorpresa, ni fruto de ningún error de cálculo. Era parte del plan. Los ingenieros que diseñaron y ejecutaron el proyecto sabían que el mar desaparecería. Consideraban el Aral un “error de la naturaleza”, así que poco se hizo por evitar su declive, y el tímido plan que se diseñó en los 80 fue abandonado por su elevado coste, inabordable en plena crisis de la URSS. De hecho, el mar está tardando en desaparecer más de lo previsto porque existen manantiales subterráneos desconocidos hace 50 años que todavía lo alimentan.

El agua que queda está cada vez más contaminada con fertilizantes, pesticidas y mierdas varias, y su salinidad se ha disparado; en algunas zonas llega a triplicar la de los océanos. En esas condiciones, la mayoría de bichos que habitaban en él han desaparecido hace tiempo, sólo el Aral Norte conserva peces. Encima, el lecho del mar que queda al aire tiene tanta porquería que es un peligro para la salud pública. La sal se incrusta por todas partes y obliga a utilizar cada vez más agua para los cultivos, lo que acelera la desaparición del lago. El clima en la zona se ha endurecido, los inviernos son mucho más fríos y los veranos tórridos, al haberse perdido la función atemperadora del agua. Así que los habitantes de por allí están contentitos con el embolao, vaya.

En la mayoría de mapas se empeñan en seguir mostrando el Aral como era hace 50 años

En la mayoría de mapas se empeñan en seguir mostrando el Aral como era hace 50 años

En 2005 Kazajstán comenzó un plan para recuperar la zona norte del lago (que es “la suya”, los uzbekos que se busquen la vida…), haciendo una presa que la aísla totalmente de la zona sur, la cual está condenada a desaparecer casi por completo. Este era el tercer intento de “blindar” el Aral Norte, los dos anteriores fracasaron estrepitosamente. Parece que a la tercera va la vencida y los resultados son esperanzadores: en las fotos se aprecia que el Aral Norte ha crecido algo en los últimos años y lo seguirá haciendo, sobre todo porque en teoría este año se inaugura un nuevo dique.

Hoy en día sólo queda un 10% de este otrora inmenso lago. De ocupar más del doble de Cataluña ha pasado en 50 años a ser como la provincia de Segovia.

Read Full Post »

Older Posts »