Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 6/11/09

No suelo –por fortuna- viajar mucho en Vueling, pero el finde pasado pasé por dicho trance y terminé entonando a grito pelao el ya famoso “Nunca Mais”; que vuele con ellos su puta madre, vaya impresentables.

Ya me habían advertido que esta aerolínea es asidua de ciertas prácticas cancelatorias de dudosa ética para optimizar el pasaje de sus vuelos, aunque nunca las había sufrido en mis carnes. Los muy cabronazos debían tener mi vuelo medio vacío y decidieron fusionarlo con el siguiente… que salía 4 horas después. Medio sábado a la mierda, mecagüen su calavera.

La versión oficial fue que hubo un “fallo técnico en el avión” y claro, “por su seguridad tenemos que cambiar el aparato, no sea se nos caiga”. Y un huevo. Estoy hasta los mismísimos de que se utilice la sacrosanta seguridad como excusa para putear al pasajero. Porque a ver, fíjense ustedes qué casualidad: el vuelo de la mañana se retrasa por fallo técnico en el avión y curiosamente hay un nuevo avión disponible justito justito a la misma hora que el siguiente vuelo programado, el cual, vaya usted a saber por qué, se ha cancelado y terminamos todos volando juntitos. No se lo cree ni Caperucita.

Y es que la jugada es redonda: a los pasajeros del vuelo del mediodía les dijeron que su vuelo estaba cancelado, pero que no se preocuparan, que podían coger el avión a la misma hora programada, sólo que con otro número de vuelo. Así, nadie reclama, porque al final lo que importa es llegar en hora y te la suda el número de vuelo que pongan. Y a los pasajeros de la mañana nos contaron la milonga del fallo técnico y oficialmente volamos en el vuelo que nos correspondía, con cuatro horas de retraso. Así que no podemos reclamar por cancelación porque oficialmente nuestro vuelo voló. Y por retraso sólo te sueltan un vale para la cutrecafetería de la T4 y a correr. Vaya morro.

vueling2

Aún así, una voluntariosa abogada estaba recogiendo firmas y emailes para meterles un paquete a los de Vueling. No creo que prospere, porque se conocerán bien los tecnicismos del tema y seguro que les es sencillo encontrar cualquier pijada que justifique el supuesto “fallo técnico” que da coartada a su cancelación encubierta de retraso. Pero yo me apunté, por si suena la flauta y cae algo, ya veremos. Reunimos cantidad de nombres porque la gente estaba –con razón- quemadísima; yo por suerte me fui a casa a descansar y volví al aeropuerto cuatro horas después fresco cual lechuga recién lavada, con lo que al final tampoco me jodieron tanto…

Read Full Post »