Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 8/09/10

El País de hoy trae una noticia que no tiene desperdicio:

Bien, así me gusta, haciendo amigos.

La brillante idea ha salido del presunto cerebro de Terry Jones, pastor de una –por fortuna- muy pequeña iglesia evangélica llamada “Dove World Outreach Center”, rimbombante denominación que me atrevo a traducir como algo así como “Centro Asistencial Mundo de la Paloma”. En inglés suena mejor…

El chiringuito este está en Gainesville, ciudad sita en la parte coñazo de Florida. Es decir, lejos de las glamurosas playas de Miami, las lujosas mansiones de West Palm Beach o los parques de atracciones de Orlando, y cerca de lo más profundo de Dixie. Aún así, está considerado uno de los mejores sitios para vivir en el país. Imagino entonces que el resto de sus cientoypicomil vecinos serán bastante más majetes que el reverendo pirómano que nos ocupa.

Terry se explica diciendo que esto no lo hace por odio, Dios le libre, sino que pretende ser una simple llamada de atención al mundo islámico, añadiendo: “¿Por qué no avisamos a los islamistas radicales de que si nos atacan nosotros también les atacaremos?”. O sea, que al menos reconoce que lo suyo es un ataque. Por otro lado, me parece recordar de mis lejanos y aburridos tiempos de catequesis que esto del “ojo por ojo” había quedado aparcado de la doctrina cristiana, no? No se llevaba más lo de “poner la otra mejilla”?

Supongo que tampoco fue el odio lo que le llevó a escribir un libro titulado “El Islam es del diablo”. En el fondo seguro que todo esto lo ha montado para darse publicidad y vender más copias. Y yo como un gilipollas haciéndole el juego.

Terry Jones, ufano, publicitando la convocatoria

En la web del DWOC pueden leer (en inglés) las 10 razones (a las que luego añaden 5 más) por las que hay que quemar el Corán. Algunas son evidentes, como por ejemplo que el Corán dice que Jesús no es hijo de Dios. Si es que van provocando, coño. La que más gracia me hace es la de que los escritos más antiguos sobre Mahoma datan de 120 años después de su muerte. Pecado imperdonable, a la hoguera! Joder, por esa regla de tres habría que quemar Nuevos Testamentos a mansalva, pues se estima que están escritos entre 30 y 70 años tras la crucifixión de su líder.

Además de un anacrónico y exacerbado fanatismo, el iluminado este demuestra muy poca imaginación. Vamos a ver, si se trata de tocar los huevos a los islamistas, hagámoslo bien: que no sólo se quemen Coranes, sino que con las resultantes brasas se asen unas suculentas chuletas de cerdo, y se monte así una espectacular barbacoa, por supuesto con todo tipo de bebidas alcohólicas. La pena es que el Ramadán termina justo el día antes, que si no podría añadirse escarnio a la función haciéndola en pleno día y atiborrándose todos los presentes de vino y cerdo hasta reventar. Eso sí es dar caña a los putos moros.

A Petraeus, comandante militar de EE.UU. en Afganistán, se le han puesto los pelos como escarpias cuando se ha enterado de este singular aquelarre y, ponderado él, ha dicho que esto “generará riesgo para EE.UU.”. Una forma muy educada de decir “no jodáis más, cabrones, que bastante puteaos estamos ya”.

La Unión Europea no ha podido menos que emitir su habitual inútil-condena, e incluso el Vaticano, por una vez con sentido común, advierte de que la hoguerita será una “grave ofensa”.

El Jones hace oídos sordos a tanta crítica y, lejos de amilanarse, pregona que esta quema debería instaurarse a nivel internacional: el “International Burn a Koran Day”. Que no dé ideas, que a más de uno se le puede ocurrir el “International Burn a Church Day” y ya la tenemos liada. Que de eso en España sabemos algo.

Anuncios

Read Full Post »