Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 2/10/10

La científica ucraniana Elena Bodnar ha desarrollado un invento revolucionario, que hará furor tanto en pasarelas de moda como en bases militares. Se trata de un sujetador que puede también utilizarse como mascarilla contra sustancias tóxicas. Es el “Emergency Bra”, que en español yo llamaría “sujetarilla”.

No es coña, el diseño está patentado y todo:

Y aquí pueden ver una demostración práctica:

Ahora sujeta tetas...

...y ahora cubre nariz y boca

El invento tiene la ventaja de proporcionar dos mascarillas –una por pecho-, con lo que protege no sólo a la portadora de la prenda, sino también a su acompañante. No deje que su esposa salga de casa sin él. 

Claro, que si la emergencia sucede en un día de calor en que la fémina esté sudadita, habrá que ver que aromas tiene que aspirar el usuario de la sujetarilla… seguro que más de uno se pone verraco y todo!

Habrá que ver también en qué tallas las hacen, que con las gerardas siliconadas que se gastan algunas últimamente, más que una mascarilla va a ser eso un pasamontañas.

Si quieren comprar sujetarillas –algo recomendable en estos tiempos de incertidumbre y riesgos de ataques químicos-, sepan que cuesta 30 dólares (22 euros). No parece caro, considerando que pueden salvar su vida y la de su pareja.

El Emegency Bra saltó a la fama el año pasado, cuando recibió el premio Ig Nobel de Salud Pública 2009. Los premios “Ig Nobel” son una parodia americana de los Nobel de verdad y se dan a cosas que “hagan a la gente primero reírse, y luego pensar”. En general, premian a los diseños más originales y absurdos de la ciencia desde 1991. Cuentan con la colaboración de nada menos que MIT y Harvard, y a la ceremonia de entrega asisten Nóbeles “de verdad”.

Son como niños: auténticos Nóbeles haciendo el chorra con las sujetarillas durante la ceremonia

El nombre de los premios no significa nada en particular, es un simple –más bien simplón, opino- juego de palabras, ya que “ignoble” viene a significar “innoble” en inglés.

En la edición de 2010, celebrada esta semana, los ganadores han sido brillantes científicos premiados por hazañas como:

-Diseñar helicópteros teledirigidos para recolectar moco de ballena
-Probar empíricamente que soltar tacos ayuda a aliviar el dolor
-Demostrar que el aceite y el agua sí pueden mezclarse en determinadas condiciones, utilizando como ejemplo el famoso vertido en el Golfo de México
-Prescribir la montaña rusa como remedio contra el asma
-Descubrir que es mejor que los científicos vayan afeitados al laboratorio, pues es difícil limpiar el vello facial de posibles microbios que se le hayan adherido. Este logro fue el único en recibir un premio en dinero: 10 billones de dólares. El problema es que eran dólares de Zimbabwe
-Utilizar moho para diseñar una red ferroviaria
-Demostrar que poniéndose los calcetines por encima de los zapatos es más fácil caminar sobre el hielo
-Probar que las organizaciones más eficientes son aquellas en las que los ascensos se otorgan de manera aleatoria
-Y la mejor: Descubrir que la fellatio es práctica habitual entre algunas especies de murciélagos

Anuncios

Read Full Post »