Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘salud’

Me ha llamado mucho la atención esta noticia, que ha pasado prácticamente inadvertida para la prensa española:

Se ve que las autoridades malayas, hartas de ver como el dengue continúa haciendo estragos en su población y viendo que las políticas de mejora del saneamiento urbano han fracasado una tras otra, han decidido tomar una medida tan creativa como aventurada contra esta enfermedad.

Los científicos malayos han conseguido modificar genéticamente al Aedes aegypti, el mosquito que transmite el dengue a los humanos, de manera que al procrear genere larvas con vidas mucho más cortas de lo normal. El plan es entonces soltar una buena cantidad de machos modificados para que se apareen con las hembras “normales” existentes en la naturaleza y produzcan una nueva generación menos longeva, y tras varias iteraciones conseguir así que el número de mosquitos se reduzca drásticamente. Incluso se cree que puede llegar a erradicarlos completamente.

El genoma de este mosquito, que también transmite la fiebre amarilla (vaya joya de bicho), fue secuenciado en 2007 por investigadores de la Universidad de Notre Dame en EE. UU., y gracias a ello se ha podido hacer la modificación malaya esta. Hasta ahora sólo conocía dicha universidad por habernos dado a Joe Montana, probablemente el mejor quarterback de la historia, ya veo que son buenos en otras cosas además de en football…

Así es el Aedes aegypti. Huyan si ven uno

Volviendo al plan anti-mosquito, afirman sus promotores que las pruebas en laboratorio han sido todo un éxito, y ahora van a testarlo soltando entre 2.000 y 3.000 ejemplares mutados en la naturaleza antes de fin de año, a ver qué pasa. Que esperemos que lo que pase sea lo que se espera que pase.

Encuentro fascinante que un plan así funcione. Es un poco jugar a ser Dios, cambiando la forma de ser de los animalicos a nuestro antojo. Aunque en el fondo no es muy distinto a lo que se lleva siglos haciendo en ganadería y agricultura: a base de seleccionar los especímenes más interesantes hemos creado cantidad de variedades y razas de plantas y animales. Esto es un poco más bestia porque en lugar de hacerlo poco a poco directamente se toca el código genético (que en agricultura se hace también desde hace años), pero vaya, la idea es la misma.

Sin embargo, me asaltan algunas dudas. Primero, entiendo que la selección natural debería hacer que a largo plazo los mosquitos “de toda la vida” se impusieran a los nuevos, ya que éstos al morir antes también se reproducirán menos –esa es la idea-, y digo yo que siempre quedará un reducto de Aedes aegypti originales que poco a poco irán superando en número a los introducidos. No sé si igual el plan es hacer sueltas periódicas de mosquitos nuevos para ir contrarrestando esto, o si se me escapa algún detalle, que la verdad es que los artículos leídos dan bastante pocos.

Segundo, como afirman algunos grupos ecologistas, pienso que siempre hay una probabilidad de que algo vaya mal y salga el tiro por la culata. Quién sabe si con la nueva configuración genética el bicho resultante es menos estable y muta en algo peor. O si al mezclarse con otros mosquitos sale alguna terrorífica especie nueva. Puede uno imaginarse cantidad de escenarios tipo película cutre de ciencia ficción. Que la realidad siempre es distinta al laboratorio y hay cantidad de cosas sobre la evolución de las especies que todavía desconocemos. Los experimentos, con gaseosa.

Tercero, incluso si el plan sale bien, me da que no se han evaluado lo suficiente los posibles daños colaterales. Por ejemplo, qué pasará con las aves, reptiles, anfibios y peces que se alimentan de estos insectos? Podrán seguir subsistiendo si los números de éstos caen en picado?

En este blog se habla de otro plan que parece más currado y que por lo visto se quiere implementar contra la malaria: se ha modificado el anófeles –mosquito vector de esta enfermedad- para por un lado reducir su capacidad de transmisión del mal y por otro aumentar su fertilidad, lo que hará que a largo plazo reemplace al anófeles original. Esto me parece a mí más viable, pero bueno, yo no tengo ni puta idea de esto, así que no me hagan mucho caso.

De todos modos seguiré con atención el experimento en Malasia, ojalá que funcione y demuestre una vez más que tanta investigación y pajas mentales con la genética pueden dar resultados prácticos que ayudan a la gente.

Read Full Post »

La científica ucraniana Elena Bodnar ha desarrollado un invento revolucionario, que hará furor tanto en pasarelas de moda como en bases militares. Se trata de un sujetador que puede también utilizarse como mascarilla contra sustancias tóxicas. Es el “Emergency Bra”, que en español yo llamaría “sujetarilla”.

No es coña, el diseño está patentado y todo:

Y aquí pueden ver una demostración práctica:

Ahora sujeta tetas...

...y ahora cubre nariz y boca

El invento tiene la ventaja de proporcionar dos mascarillas –una por pecho-, con lo que protege no sólo a la portadora de la prenda, sino también a su acompañante. No deje que su esposa salga de casa sin él. 

Claro, que si la emergencia sucede en un día de calor en que la fémina esté sudadita, habrá que ver que aromas tiene que aspirar el usuario de la sujetarilla… seguro que más de uno se pone verraco y todo!

Habrá que ver también en qué tallas las hacen, que con las gerardas siliconadas que se gastan algunas últimamente, más que una mascarilla va a ser eso un pasamontañas.

Si quieren comprar sujetarillas –algo recomendable en estos tiempos de incertidumbre y riesgos de ataques químicos-, sepan que cuesta 30 dólares (22 euros). No parece caro, considerando que pueden salvar su vida y la de su pareja.

El Emegency Bra saltó a la fama el año pasado, cuando recibió el premio Ig Nobel de Salud Pública 2009. Los premios “Ig Nobel” son una parodia americana de los Nobel de verdad y se dan a cosas que “hagan a la gente primero reírse, y luego pensar”. En general, premian a los diseños más originales y absurdos de la ciencia desde 1991. Cuentan con la colaboración de nada menos que MIT y Harvard, y a la ceremonia de entrega asisten Nóbeles “de verdad”.

Son como niños: auténticos Nóbeles haciendo el chorra con las sujetarillas durante la ceremonia

El nombre de los premios no significa nada en particular, es un simple –más bien simplón, opino- juego de palabras, ya que “ignoble” viene a significar “innoble” en inglés.

En la edición de 2010, celebrada esta semana, los ganadores han sido brillantes científicos premiados por hazañas como:

-Diseñar helicópteros teledirigidos para recolectar moco de ballena
-Probar empíricamente que soltar tacos ayuda a aliviar el dolor
-Demostrar que el aceite y el agua sí pueden mezclarse en determinadas condiciones, utilizando como ejemplo el famoso vertido en el Golfo de México
-Prescribir la montaña rusa como remedio contra el asma
-Descubrir que es mejor que los científicos vayan afeitados al laboratorio, pues es difícil limpiar el vello facial de posibles microbios que se le hayan adherido. Este logro fue el único en recibir un premio en dinero: 10 billones de dólares. El problema es que eran dólares de Zimbabwe
-Utilizar moho para diseñar una red ferroviaria
-Demostrar que poniéndose los calcetines por encima de los zapatos es más fácil caminar sobre el hielo
-Probar que las organizaciones más eficientes son aquellas en las que los ascensos se otorgan de manera aleatoria
-Y la mejor: Descubrir que la fellatio es práctica habitual entre algunas especies de murciélagos

Read Full Post »

Hojeando una revista deportiva americana hace unos días me encontré con este bonito anuncio de una salsa de queso estilo tex-mex:

gordos1

Ostras, qué buen nombre para el producto. Gordo’s. No deja lugar a dudas del público a quién va dirigido, no? Claro que seguro que la mitad de compradores no sabrá lo que significa la palabrita, lo que me lleva a pensar que tal vez sea una cruel broma del fabricante, que llama gordos a sus propios clientes sin que se enteren. Algo así como si en España sacaran un whisky marca “Drunkard’s”. Seguro que a más de uno le molaría como suena, sin darse cuenta que le están llamando borracho.

Pero si bien a la hora de elegir la marca han sido sinceros sobre los efectos del producto, luego lo emborronan intentando vender milongas de que, en el fondo, Gordo’s no engorda. Cuéntame otra, caperucita. Si se fijan, verán que en la tapa de cada tarrina hay un mensajito sobre fondo amarillo que ensalza las saludables cualidades de este mejunje quesoso:

gordos3

En unas variedades (ej: la “mild”) pone “Zero Trans Fat!”, o sea, que no contiene “grasas trans”, las cuales te ponen el colesterol por las nubes; y en otra (la “plain”) pone “low carbs”, queriendo decir que esa tiene pocos carbohidratos, que son engordantes. Ah!, menos mal, entonces ya puedo ponerme ciego a Gordo’s que no me va a pasar nada y terminaré hecho una sílfide. Encárgame cinco cajas pa ver el fúmbol este finde.

A ver, que me hago un lío. ¿¿Quiere esto decir que la variedad “plain” sí tiene grasas trans y que la “mild” está inflada de carbohidratos?? Porque si no digo yo que pondrían ambos mensajitos en ambas tarrinas, no? Y sobre todo, ¿Qué otros cientos de grasas y mierdas varias tendrán tanto la una como la otra?.

Esto viene a ser como si en el whisky Drunkard’s pusieran como gran reclamo “60% libre de alcohol” o “no contiene nicotina”. Igual funciona, oigan, voy registrando la marca.

En un arrebato de genialidad marketiniana, el fabricante le ha dedicado un blog a Gordo’s y todo, en el que muestran múltiples recetas con todas las guarrerías que se pueden cocinar con la mierda esta.

Read Full Post »

Ayer fui al súper a reponer mis agotadas reservas de espuma de afeitar, y me llevé una sorpresita.

Yo buscaba esto:

gillette1

y me encontré con esto otro:

gillette2

La puta que los parió, estos cabronazos de Gillette ya me han cambiado el diseño y ahora ya me entra la duda de si lo que voy a comprar es lo mismo que lo de antes o me han cambiado la fórmula o alguna movida y me se va a caer la piel a tiras o yo que sé. La inseguridad del consumidor ante la novedad, vaya.

Es como cuando te cambian los lineales en el híper, que te pasas un mes dando vueltas como un gilipollas hasta que reubicas todos los productos. Yo creo que lo hacen para luego descojonarse viéndote en las grabaciones de las cámaras de seguridad.

Me pongo a mirar con más atención y veo que hay varios tipos de soluciones afeitísticas:

Gel neutro
Gel piel sensible
Gel acondicionador
Espuma neutra
Espuma piel sensible
Espuma acondicionadora

La leche, y ahora cuál elijo? porque yo hasta ahora cogía la primera que pillaba y punto. Que ni me cabía en la cabeza que hubiera tanto choice, ni falta que me hacía. Ustedes dirán, con razón, “pues haz lo mismo, pilla una con los ojos cerrados”. Pues no. Ya no es lo mismo, ahora ya sé que hay espumas diferentes y tengo que elegir la más mejor para mí, ya he perdido la despreocupada felicidad propia de la ignorancia.

Tras un intenso debate interno sobre la calidad de mi piel, me decido finalmente por la espuma piel sensible, con el muy dudoso argumento de que si es para piel sensible será la menos agresiva con mi delicado cutis.

Durante la disquisición me percaté que había toda una línea de productos desconocida para mí: “preparadores” de afeitado. O sea, estos bandarras pretenden que me ponga tres potingues para afeitarme: el preparador, la espuma mismamente, y el aftercheif. Suficiente coñazo es rasurarse cada mañana como para andar con mariconadas complicándose la vida de esta manera. Que todo esto está muy bien para metrosexuales del siglo XXI pero yo soy más tipo macho ibérico de toda la vida, rollo Torremolinos años 70 y tal.

Así que paso mucho de los preparadores esos, que encima hay de dos tipos: limpiador y exfoliante. Que a saber qué hará cada uno y cuál será el adecuado para mi piel y que combine mejor con la espuma piel sensible y con el aftercheif que uso, que ni me acuerdo de cuál es. Que yo sólo quiero afeitarme, oiga, no me líe.

Y además, ni eso. Que por mí me dejaba luengas barbas y que les den. Pero entre que Michurri ya me ha amenazado de posible ruptura si no mafeito como es debido, y que en el curro me dirían que da mala imagen y polleces varias, pues a pasar por el aro. A acuchillarse la cara y a callar.

Esta mañana he estrenado la espumita de los cojones y, como era de esperar, es exactamente igual que antes. O por lo menos no he notado mayor frescor, suavidad o propiedades coadyuvantes al deslizamiento de la cuchilla por mi bonita jeta. Así que por mucho que en el bote ponga “Nuevo!”, lo único que han cambiado es el dibujico. Tanto lío y preocupación pa ná.

No sé si esto se llama marketing, labelling, merchandising o packaging, yo lo llamaría jodiending la marraning. Panda de hijos de puta.

Read Full Post »

Leyendo hoy El Confidencial, me he quedado helado con esta noticia (pinchar imagen para ir a ella).

arsenicoBD

En un primer momento he pensado que igual sería un titular exagerado o en sentido figurado y que realmente no se trataría de algo tan terrible como anunciaba. Pero no, la primera frase del artículo lo deja muy claro, y leyendo la noticia entera ya se me pusieron los pelos como escarpias.

El envenenamiento está sucediendo en Bangladesh, uno de los países más pobres del planeta, donde se estima que mueren al año unas 100.000 personas envenenadas por arsénico proveniente del agua que beben.

Se ve que las aguas subterráneas que hay en este país contienen dicho elemento en abundancia y cuando, en su esfuerzo por ayudar a la sufrida población bangladesí, algunos organismos internacionales construyeron redes de suministro de agua potable, no se molestaron en analizarla debidamente. Así que lo que en teoría era un avance se ha convertido en una sentencia de muerte para muchos ciudadanos.

Ahora bien, creo que el artículo no termina de explicar de forma contundente una comparación importante: antes de que UNICEF y Banco Mundial, entre otros, se pusieran a llevar agua corriente cargada de arsénico a los hogares, la población de Bangladesh bebía de charcas y ríos donde abundan todo tipo de microorganismos que se calcula mataban a unos 250.000 niños al año. Así que con todo lo trágico que es este envenenamiento masivo, en realidad ha reducido la mortandad por falta de agua de calidad en al menos un 60%. En cualquier caso, escalofriantes datos ambos.

El arsénico es un veneno casi imperceptible, de efecto lento y de síntomas fácilmente confundibles con otras enfermedades. Esto hace que sea muy difícil de detectar. Algunos historiadores han elucubrado que pudo ser la causa de la muerte de Napoleón, aduciendo que le suministraron arsénico en los alimentos durante su exilio en Santa Elena. Sin embargo, esa hipótesis parece ahora descartada.

En España hubo un caso muy famoso hace ya más de medio siglo, el de la envenenadora de Valencia, que tuvo el dudoso honor de ser la última mujer ejecutada por garrote vil en nuestro país.

Pero eso son sólo anécdotas sin importancia al lado de lo otro.

Read Full Post »

Older Posts »