Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘televisión’

Gracias a (o por culpa de, según se mire) un MEME que me ha pasado Noemí van a tener ustedes el dudoso privilegio de conocer cuáles son mis 5 sintonías favoritas de programas de TV de mi infancia/adolescencia. Sé que muchos llevan tiempo esperando este momento.

Así que sin más enrollamiento al que, por otra parte, tan aficionado soy, aquí las tienen (no siguen ningún orden en particular):

 

El equipo A

Esta sintonía la tengo metida en la cabeza, todavía la silbo distraídamente de vez en cuando, desde que me tragué la serie enterita un largo y aburrido verano allá a finales de los 80.

 

El hombre y la tierra

Un clásico de TVE. De pequeñito no me perdía un episodio, los viernes por la noche verlo era sagrao. La jartá a llorar que me pegué cuando murió Félix fue monumental.

 

Campeones

Más conocida como “Oliver y Benji”. Cuando pusieron esta serie en Telecinco yo ya era mayorcito como para andar viendo dibujos animados, pero la veía siempre, a pesar de las continuas acusaciones de infantilismo por parte de mi madre.

Por cierto, que el otro día me enteré que la “catapulta infernal” de los gemelos Derrick es una jugada ilegal, pues el reglamento prohíbe apoyarse en otro jugador para saltar más, aunque sea de tu equipo.

 

Twin Peaks

La primera temporada de esta serie me parece sin duda alguna lo mejor que he visto nunca en la tele. Luego a Lynch se le fue la olla, empezó a desbarrar, y la serie terminó perdiendo mucho interés, era un puto caos. La película desgraciadamente también siguió por esos derroteros y no hay quien la entienda.

Su cabecera es una delicia, me encanta la música de Angelo Badalamenti.

 

El Show de Benny Hill

Este tío era un genio. La primera temporada que emitieron su programa en TVE, todavía existían los rombos, y a Benny le cayeron los dos, conque mis muy queridos y muy católicos padres me prohibían verlo. Por suerte yo sabía programar el recién estrenado vídeo y ellos no sabían pararlo, así que me grababa los capítulos y los veía cuando podía…

 

Me toca ahora pasarles el marrón a cinco incautos lectores, que probablemente pasarán de mí y no harán nada, pero bueno, yo los nomino y que hagan lo que quieran.  Y por supuesto si alguien se anima de forma espontánea, pues también bienvenido.

Me gustaría saber las 5 sintonías favoritas de:

Sehablade

Barbijaputa

Silcas

RMN

Josepin

Anuncios

Read Full Post »

Como cada año, anoche estuve en vela hasta las tantas visionando en directo la cuadragésimotercera Super Bowl. Todavía estoy excitado, como los niños tras ver una película de acción, recordando las mejores jugadas. La pena es que en mi ofi nadie ha visto el partido y no tengo con quién comentarlo. Así que lo comento en el blog. Probablemente muchos no entenderán ni jota de lo que sigue pero por lo menos me desahogo.

Este año se enfrentaron los Pittsburgh Steelers contra los Arizona Cardinals. Los primeros eran los favoritos, un equipo de gran tradición superbowlística –llegaban a este partido con 5 títulos en la mochila- y juego serio, rocoso, sin concesiones. Los Cardinals son la sorpresa de la temporada, nadie esperaba que llegaran tan lejos y no ganaban ni a las chapas desde 1947. Vamos, que la final era un poco un Barça-Getafe, aunque en este caso el que apuesta por el juego alegre y de ataque es el “malo” –Arizona- y el que se apoya en una defensa infranqueable es Pittsburgh.

cardpit3

En cualquier caso no era cuestión de confiarse, que más favoritos eran los Patriots el año pasado y les derrotaron los Giants en un partido de sangre, sudor y lágrimas, con una defensa de hierro y unas gotas de genialidad de Manning en el último ataque. De paso le propinaron una antológica somanta de hostias al posible futuro marido de Giselle Bündchen, que le vinieron muy bien, se lo tenía un poco creído.

Al final esta vez se impuso el favorito, aunque sufriendo como perros hasta el último segundo. Se las prometían muy felices los acereros cuando estaban arriba 20-7 al final del tercer cuarto, pero Arizona reaccionó y consiguió remontar, poniéndose 20-23 a falta de dos minutos y medio. Fueron momentos en los que los Cardinals desbordaron a la defensa de los Steelers, que hasta entonces había estado a la altura de la mítica Cortina de Acero de los 70.

El último ataque de Pittsburgh fue de infarto, luchando contra el tiempo que se les iba y contra las 78 yardas que les separaban de la línea de gol rival. Apareció entonces Santonio Holmes, que en un minuto se ganó ser el MVP del partido, primero con una impresionante recepción más carrera de 40 yardas –ayudado por un pequeño resbalón de un rival, todo hay que decirlo-, y luego marcando el touchdown que dio la victoria a su equipo con una recepción increíble a falta de 40 segundos, manteniéndose dentro del campo de puntillitas en plan bailarina. 27-23 y el sexto Súper Tazón para los de Pennsylvania.

La otra jugada clave del partido vino al final de la primera parte. A pesar del dominio de los Steelers hasta ese momento, sólo ganaban de 3 (10-7) y con 18 segundos para el descanso Arizona estaba a dos yardas de anotar y ponerse por delante. Warner lanzó bien el pase y cuando ya casi celebraba el touchdown surgió como un titán James Harrison, el mejor defensa del año, interceptó el balón y se cruzó el campo entero para anotar en el otro extremo. Del posible 10-14 al 17-7, alucinante. La jugada de más yardas de toda la historia de la Super Bowl. Más larga, imposible.

sb43

Para muchos residentes de Tucson, Arizona, el momento más interesante del partido vino justo después de que el equipo de su estado se pusiera por delante en el marcador. Al subidón de la remontada se unió el calentón provocado por los 30 segundos de porno con los que les obsequió el operador de cable local, que se hizo la picha un lío y mezcló la señal de un canal de cine X con la del partido. No hay mejor forma de celebrar un touchdown!

Así que hubo de todo: emoción, grandes jugadas, alternativas en el marcador, records, anécdotas, etc. Era difícil superar la final del año pasado pero creo que lo lograron, fue un partido para la historia. Mereció la pena aguantar hasta pasadas las 4 de la mañana. En los últimos años llevamos una racha fantástica, cada edición es mejor que la anterior. Que dure.

Para redondear el espectáculo, en el descanso actuó nada menos que “The Boss” con su E-street band. Estos yanquis tendrán muchos defectos pero a la hora de montar un buen show son los putos amos.

nfl

Read Full Post »